El interés de personas ajenas a la empresa en los datos que facilita los libros de contabilidad hace que la información contable deba presentarse de forma que pueda ser entendida por todos los interesados.

 

Esto obliga a utilizar los criterios contables generalmente aceptados y las normas relacionadas con el contenido y la presentación de los informes contables o de los libros contables. 

Siguiendo esta línea de pensamiento, el Código de Comercio establece las reglas que deberán seguirse para elaborar las cuentas anuales de la empresa y valorar las distintas partidas que figurarán en ellas para realizar los libros de contabilidad.

 Los libros contables se basan en estas reglas siguientes: 

• Se supondrá que la empresa continúa en funcionamiento.

• No se alterarán los criterios de valoración de un ejercicio a otro en la elaboración de los libros de contabilidad.

• Se seguirá el principio de prudencia valorativa. Este principio obliga a contabilizar sólo los beneficios obtenidos hasta la fecha de cierre del ejercicio. No obstante, se deberán tener en cuenta todos los riesgos que tienen origen en el ejercicio actual o en un ejercicio anterior, aunque sólo se conozcan los que existen entre la fecha de cierre de balance y la fecha en que este se formule, en cuyo caso se dará cumplida información en la memoria. Esto se hará sin perjuicio del reflejo que puedan originar en los otros documentos integrantes de las cuentas anuales que se nutren de los libros contables. Excepcionalmente, si los riesgos se conocieran en el periodo comprendido entre la formulación y la imagen fiel, las cuentas anuales deberán ser formuladas de nuevo. En cualquier caso, deberán tenerse en cuenta las amortizaciones y correcciones de valor por deterioro en el valor de los activos, tanto si el ejercicio se salda con beneficios como si acaba con pérdidas.

• Igualmente, se debe ser prudente en las estimaciones y valoraciones que deben realizarse en condiciones de incertidumbre  que son recogidas en los libros de contabilidad.

• Salvo las excepciones previstas reglamentariamente, no podrán compensarse las partidas del activo y del pasivo ni las de gastos e ingresos y se valorarán por separado los elementos integrantes de las cuentas anuales de los libros contables.

• A pesar de lo dispuesto en los artículos siguientes, los libros de contabilidad se fijan con el precio de adquisición o por el coste de producción. Los pasivos se contabilizarán por el valor de la contrapartida recibida a cambio de incurrir en la deuda más los intereses devengados pendientes de pago en libros contables. Las provisiones se contabilizarán por el valor actual de la mejor estimación del importe necesario para hacer frente a la obligación en la fecha de cierre del balance.

• Los libros de contabilidad recogen las operaciones de cada uno de los elementos incluidos en las cuentas anuales se contabilizarán cuando su valoración pueda ser efectuada con un adecuado grado de fiabilidad.

• Los libros contables plasman las cuentas valoradas en la moneda de su entorno económico, sin perjuicio de su presentación en euros.

El 1 de enero de 2008 ha entrado en vigor el nuevo Plan General de Contabilidad, que sustituye al anterior que fue promulgado en el año 1990. Este cambio es considerable, ya que la base de partida en su elaboración han sido las NIC/NIIF, que tratan de buscar una convergencia de la normativa contable española y lograr una mayor armonización con las normas internacionales para homogeneizar los libros contables.

Los libros de contabilidad se basan en el Plan General Contable se estructura en cinco partes: 1.- Marco Conceptual 2.- Normas de Valoración 3.- Cuentas Anuales 4.- Definiciones y Relaciones Contables 5.- Cuadro de Cuentas

De estas cinco partes en las que se divide el Plan General de Contabilidad, sólo son obligatorios los tres primeros apartados.

La primera parte (Marco Conceptual) se compone de seis apartados para elaborar lis libros contables: 1.- Cuentas Anuales e Imagen Fiel 2.- Requisitos de la información a incluir en las Cuentas Anuales 3.- Principios Contables 4.- Elementos de las Cuentas Anuales 5.- Criterios de Registro o Reconocimiento Contable de los Elementos de las Cuentas Anuales 6.- Criterios de Valoración

La segunda parte (Normas de Valoración) es un conjunto de normas que desarrollan los principios contables y otras disposiciones contenidas en el Marco Conceptual de cualquier libro de contabilidad.

La tercera parte (Cuentas Anuales) se divide en tres grandes apartados: 1.- Normas de Elaboración de las Cuentas Anuales. 2.- Modelos Normales de Cuentas Anuales. 3.- Modelos Abreviados de Cuentas Anuales. (libros contables).

La cuarta parte (Cuadro de Cuentas) tiene una estructura dividida en grupos, subgrupos, cuentas y subcuentas (libros de contabilidad). Estos grupos son los siguientes:

1.- Financiación Básica 2.- Inmovilizado 3.- Existencias 4.- Acreedores y Deudores por operaciones Comerciales 5.- Cuentas Financieras 6.- Compras y Gastos 7.- Ventas e Ingresos 8.- Gastos Imputados a Patrimonio 9.- Ingresos Imputados a Patrimonio. Libros contables

Finalmente, la quinta parte (Definiciones y Relaciones Contables) se refiere al contenido de cada cuenta y a la serie de cargos y abonos más comunes en el movimiento de las mismas, que generan los asientos contables que se recogen en los libros de contabilidad.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cursos Bonificados

para trabajadores

Contacta Aquí